Nuestra empresa es la herencia que, generación tras generación chacinera, nos han  dejado nuestros antepasados y que actualmente Demetrio y David tratan de conservar y dar a conocer por todos los rincones del mundo.

La culminación de este proyecto se realiza en el corazón de la Tierra de Campos de Palencia, lugar donde tradicionalmente se hacia este tipo de morcilla de cebolla rehogada en  todos los hogares en tiempo de matanza.

Además de conservar la tradición  y calidad de nuestro producto, nuestro propósito es dar una imagen nueva al concepto “Morcilla”, aunando la experiencia y saber hacer de nuestros antepasados con las nuevas tecnologías para conseguir dar una imagen fresca y moderna de nuestra Morcilla de Villada.

Otro de nuestros  logros es facilitar al consumidor  la tarea de preparar un buen plato de morcilla, para ello estamos comercializando la Crema de Morcilla en un cómodo tarro lista para calentar y consumir.

Nuestro propósito es que  todos los amantes de la morcilla de Villada puedan degustarla en cualquier lugar y a cualquier hora.